Mi hijo busca ser Maestro del Deporte

 

La cultura deportiva actual maximiza la importancia de los resultados y deja a un lado la importancia de dar su mejor esfuerzo, tener un “espíritu de aprendiz” y que los errores (o el miedo a cometerlos) los detengan.

En nuestra redefinición de ‘ganador’ buscamos un enfoque de Maestría, donde nos centramos en ansiedad y aumentamos la confianza en sí mismo, esto por ende mejora su desempeño en general, ya sea dentro de las canchas o en cualquier aspecto de su vida.

Enfocados en ese clima de Maestría buscamos ser maestros del deporte y la “EME de Maestro” es el primer pilar de nuestra metodología, ya que nos sirve de guía en el proceso de aprendizaje.

 

 

E

Esfuerzo constante

M

Mejora continua

E

Errores que enseñan

El esfuerzo es uno de los aspectos cruciales que si podemos controlar en los deportes. En el clima de maestría dejamos de ignorar los esfuerzos que no aprendemos a empeñar y dar todo de nosotros mismos en la cancha y en la vida.

“Tú puedes controlar qué tan fuerte trabajar”

El “Espíritu de Aprendiz” implicar querer aprender y ser mejor cada día, donde la compración con otros no nos ayuda, y nos centramos en la comparación con uno mismo.

Nos enfocamos continuamente en aprender de las experiencias, mejorar lo aprendido y buscar algo nuevo que aprender.

¡Los errores están permitidos! Porque de ellos aprendemos. El miedo a cometer errores es el primer freno para perseverar,  y la forma de reaccionar ante los errores es la diferencia, permitir que los errores sucedan nos da la oportunidad de enfocarnos en el aprendizaje, por medio de la experiencia y de volver a intentar lo que una vez nos salió mal.

VALOR DEL MES: ESFUERZO

Resultado de imagen para niños esfuerzo

 

 

“Nuestra recompensa se encuentra en el esfuerzo y no en el resultado. Un esfuerzo total es una victoria completa” -Mahatma Gandhi.

 

 

ACTIVIDAD

¡Valora el esfuerzo!

  • Las investigaciones indican que cuando las deportistas perciben que en su entorno es más valorado el esfuerzo y la práctica, obtienen mejores resultados y muestran mayores mejorías.
  • Ayúdanos a inculcar el hábito del esfuerzo promoviendo y reforzándolo.
  • Enfoca las porras en el esfuerzo y no en los resultados.
  • Y no olvides de decirle lo orgulloso que estás de verlo trabajar tan duro por ser mejor todos los días.

 

Cambia el juego, mejora el mundo.

Comentarios

comentarios